no mires a los ojos de la gente

Abres los ojos y ves la claridad en la habitación. No te hace falta despertador porque te estás acostumbrando al horario y tu cuerpo es un reloj perfecto. Aun así sabes que si la persiana no estuviera levantada estarías mucho más rato en la cama, pero si no la subes por la noche te asfixias con el calor, así que se plantea un dilema cada noche, ‘la subo y duermo fresquita pero con la condición de que a las 8 de la mañana mis ojos serán dos platos, o la dejo bajada sabiendo que la luz no me va a despertar pero que apenas dormiré por el calor acumulado?’. Siempre tienes que elegir, todo no se puede en la vida.

Las legañas son como piedras incrustadas en tus lagrimales, te rasgan la piel cuando te las quitas y dices ‘otro día más’, es ahí cuando te preguntas ¿para qué coño me levanto? Pero ni siquiera te contestas, te levantas y punto. Los sueños cada día son más raros, algunos son tristes pero sabes que son eso, sueños, no les das mayor importancia, sobre todo porque seguramente dentro de 20 minutos se te hayan olvidado. Otros se quedan ahí, grabados a fuego, no sabes por qué, quizá era demasiado raro como para pasarlo por alto, o demasiado emocionante, la cabeza es un enigma.

Últimamente te cansas de todo, no quieres hacer nada, andas por la vida como un alma en pena, tu boca sonríe pero por dentro estas triste, o ni siquiera eso, no sabes ni si estás. Por la calle lo mismo de siempre, salidos con patas te observan, si van solos solo te miran y solo cuando pasas a su lado lo suficientemente cerca como para que solo tú lo oigas, te sueltan cualquier cosa, desde un ‘qué bonita’, ‘malísima’, ‘qué linda’, suspiros, ruidos sin sentido, hasta un bisssbisss como los gatos. Si van acompañados empieza a empeorar, te silban, alardean entre ellos, se dan golpecitos, sueltan frases, palabras incomprensibles o cosas que ni siquiera quieres entender. Si están lejos no hay problema, sigues tu camino tan tranquila y pasando de todo, si están cerca es cuando todo tu cuerpo se pone en tensión, algunos hacen lo que sea por intentar rozarte, se empujan unos a otros, hacen que tropiezan, pero tú a tu ritmo, en el momento en el que les mires estas perdida, ahí es cuando atacan de verdad, te piden el número de teléfono, te piden conocerte mejor, si te pueden acompañar a casa, quieren saber tu nombre… menos mal que solo es de vez en cuando, pobrecitas mías las niñas realmente bellas que van por el mundo escuchando cosas de todo tipo a cada paso que dan.

En el metro la cosa no mejora, entras y las 14 personas que hay a tu alrededor ponen tus ojos en ti, tíos, tías, abuelos, bebes, eso sí, no lo hacen todos a la vez, si no pensarías que has salido con el pijama puesto o algo. Sientes esas miradas observándote de arriba abajo, como llevas el pelo, de qué color son tus ojos, qué zapatillas llevas, si tus labios son bonitos, a veces no te cortas y les miras para que retiren su cara; si estas con la moral alta ni te incomoda ni te fijas, si estas en esos días que te ves en el espejo y sales corriendo sabes que si te miran es porque llevas la cara sucia, pero si estás que ni estás, que cavarías un agujero en la tierra y te enterrarías a ti misma, entonces es cuando esas miradas son punzones en los ojos y quieres gritarles a todos ‘dejarme en paz’.

Estás tan fuera de ti, tan a la deriva, que te sorprenden tus propias reacciones, entran tres chicos a cual más wapo y después de mirarles de arriba abajo una losa te cae encima y lo único que quieres es llorar.

Cuando llevas arrastrando una cuerda y no la recoges, se te acaba enganchando a todos los rincones, se te llena de mierda, te salen bichos y pasan los días y las semanas, y cada vez que miras la cuerda dices ‘tengo que recogerla, acabaré arrastrando de todo’, pero cada vez pesa más y te da más pereza limpiarla y guardarla. Acabas diciendo ‘total para qué?, ya se romperá sola’, pero la jodía no se rompe y no encuentras el momento de ponerte con ello.

Sentirte observada literalmente es algo que intentas llevar de la mejor manera, tu pasotismo influye negativamente en muchos aspectos pero con este tipo de cosas sales del paso. El problema está en cuando ese sentimiento está presente con la gente que te rodea, con tus amigos, familiares y demás. Todo lo que haces está sometido al juicio ajeno, todo lo que dices pasa por un corrector, todo lo que sientas será rebatido por otras personas, todas tus ilusiones se desvanecen con una sola palabra, todo en lo que crees es mentira y te lo echan por la borda, tus teorías son válidas para ti exclusivamente y simplemente te gusta decirlas en voz alta, pero alguien se encarga en reírse de ellas alegando que no tienen sentido, sentido para quién? Lo tienen para mi mente y para mí son válidas, acaso yo voy convenciendo a la gente de algo?, que cada uno piense lo quiera pero que me dejen divagar a gusto, cohones.

Observas todo lo que te rodea, hay gente pa’ to y de todos los estilos. Hay gente que solo sabe reír, como bobalicones y no puedes mantener conversaciones más trascendentales, otros se toman todo a pecho y van a la defensiva, otros sienten que el mundo va en contra de ellos, otros ven la botella medio llena y da gusto compartir momentos a su lado, otros no hacen más que reprocharte todo lo que haces mal, otros te dicen lo que tienes que hacer, sin darte una explicación, ni si quiera un motivo. Hay personas que cuando hablan intentan convencerte, otros solo hablan por hablar, otros en lugar de hablar gritan creyéndose así con más razón que nadie, pero solo lo hacen para que no puedas tapar sus palabras y queden por encima como el aceite. Hay peña que no se conforma con nada y otros que se conforman con cualquier cosa, personas que sueñan despiertas y personas que jamás recuerdan sus sueños.

Sientes que no hay libertad de expresión y que para que vas a andar contando cosas, pero de vez en cuando te viene la vena y es ahí cuando te dejas llevar. Y qué a gusto te quedas.

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s