modernidad líquida

La otra noche, viendo un poco de porno, (pues sí, yo tb veo porno, uno más selectivo, adecuado a mis gustos, no en demasiadas ocasiones, pero de vez en cuando la imaginación no es suficiente), me di cuenta de que me he quedado anticuada en las nuevas tendencias, y que mis gustos parecen más de bambi que otra cosa, porque hay de cada elemento por ahí que mamma mía.
El caso es que después de ver lo que tenía que ver, accedí a una página de las que publicitan en las mismas más enlaces llenos de porno de todo tipo, y cuando digo de todo, es que había de todo. Bueno miento, no había sado, ni parafilias extremas ni prácticas que rayen lo anormal (aunque ya sabemos todas que lo normal o anormal es muy subjetivo), pero sí videos llamativos, por así decirlo. El caso es que la página era un anzuelo, porque se supone que salían muchos vídeos, pero si accedías a alguno te pedían tu tarjeta de crédito, es decir, si quieres ver como a la rubia tetona le meten dos tremendos rabos por su diminuto (o no tan diminuto) ojete, pagas, porque algo así no se debe ver a diario. Pero lo que era gratis era ver de qué podía ir cada video, con una imagen resumen de lo que se supone que iba a tratar, vamos, te ponen los dientes largos y luego… ZAS!, en toda la boca.
Lo que me llamó la atención fue precisamente esas nuevas prácticas, nuevos gustos (gusto no es exactamente lo que tienen la verdad) nuevas tendencias, o lo que sea, que me dejó con la boca un poquito abierta. En aquellas imágenes se podían ver mamadas a tutiplen, bueno eso no es nada nuevo ni rompedor, quizá rompedor de campanillas y tráqueas, porque a algunas hasta se les saltaban las lágrimas. Lo importante era que la polla entrase completamente en su boca, y si había propina y entraba un huevo, pues mejor, y daba igual que la chica estuviese colorada o con arcadas o con dos lagrimones en la cara. Y ya sabemos todXs qué proporciones calzan esos chicos, así que un tanto desagradable resultaba.
Otra nueva tendencia era la doble penetración, no, no la ya conocida y más que quemada penetración anal y vaginal, esa ya está anticuada, lo que se lleva ahora es dos vergas en un agujero, y si era el del culo mejor. Las caras de las chicas desde luego que no parecían de gusto, pero oye, cada una sabe hasta donde puede llegar y cuánto ha de cobrar por ello. Aún así era bastante impactante ver esa imagen y no poder evitar un uffff, (de dolorcillo  y arrugando los ojos) y pensar, ‘espero por el bien de esa mujer que le hayan comprado un buen dilatador y una crema lubricante’.
Hablando de culos, otra imagen que se repetía bastante era la de una chica, a la que acababan de penetrar repetidas veces y mostraba un ojete que más parecía un agujero negro interestelar, yo creo que si alguien gritaba por él ‘supercalifragilisticuespialidoso’ repetia eco varias veces. Alucinante, ¿cómo se puede abrir tanto una zona tan delicada, que no lubrica naturalmente?, ¿cuánto tiempo tardarán esas mujeres en cerrarse su ojete?, y lo más importante, si sufren de hemorroides ¿las pagan un plus de peligrosidad? No me las imagino a la hora de cagar, deben tardar 0.5 segundos!! anda….por eso los hombres se tiran media hora en el baño, tienen el ojete más cerrado que el metro a las 4 de la mañana.
Las corridas en cara boca, de uno o varios tipos, tp son muy novedosas, eso sí, cunnilingus vi pocos, debe ser que eso ya no pone nada… con qué poquito me conformo….
Ahora que, lo más impactante, lo más escabroso, la cosa más desagradable y de peor gusto que he visto nunca (y puedo decir que he visto cosas un poco fuertes en este tema, visto, no que me gusten) fue la que yo bauticé como ‘la bien pagá’, porque imagino que para hacer eso, o dejarse hacer eso, tienen que cobrar un pastón. Salía una chica, con la boca abierta, llena de semen, con varios penes cerca (supongo que de los que se acaban de correr en su boca), con la cara amoratada, con los ojos llorosos, con alguna vena hinchada de la cara, y con varias manos en su cuello, apretando para conseguir el efecto que acabo de describir. Impresionante, como sólo era una imagen no sé si esa chica al terminar el video se iba a vomitar o directamente la ponían un respirador, que acto tan macabro. Y lo ‘mejor’ no era esa imagen, era que el vídeo tenía mas de 50.000 visitas, por lo tanto el más visto de esa página.
Yo me pregunto: ¿es el más visto por lo macabro y ya sabemos que el morbo y la curiosidad llegan a límites insospechados? ¿realmente alguien se excita viendo sufrir así a una mujer? ¿es todo un montaje para que yo piense que los hombres cada día son más irracionales?
Sobre gustos no hay nada escrito, pero seguro que eso lo dijo algún pedófilo, o violador de vacas. Internet es un mundo lleno de sexo y porno, cada uno es muy libre de ver lo que quiera, de excitarse con lo que quiera y de fantasear con lo que desee, pero hay cosas que no debrían dejarlas tan al alcance de personas sensibles, vamos a mi no me puso en ningun momento que las imagenes que iba a ver podían herir, o que tenía que estar registrado, o pasar un filtro de edad. Tp es que no pudiera dormir, pero me resultó desagradable como poco.
La gran cuestión es: ¿los hombres, en su ímpetu de denigrar y humillar a las féminas, en su historia y largo recorrido de maltrato, violaciones, sufrimiento, degradación, abuso de poder, etc, etc, tienen que poner algo de todo esto en el sexo tb? es decir, ¿tienen que ver sufrir a una mujer (físicamente) para que se les ponga dura? ¿se puede hacer y dejar hacerse de todo por dinero? ¿es respetable este tipo de prácticas por el hecho de que hacen su trabajo?
De verdad que yo me considero bastante abierta a casi todo, el sadismo es algo que todavía no me va, pero que puedo respetar, siempre que haya consentimiento mutuo, soy consciente que la línea que separa el dolor del placer es tan fina que a veces no se distinguen lo uno de lo otro, pero hay cosas que no puedo comprender, quizá tb por lo tosco de las imágenes. El hecho en sí de ver a alguien sufrir para que otro obtenga placer no entra en mi razonamiento. Dejo claro que yo no prohibiría nada, ni que dejen de grabarse videos así, pero me gustaría conocer a alguien que de verdad le pongan estás prácticas y me de  una explicación, por lo menos para intentar entenderle un poco y buscarle algo de sentido. De todas formas, si esto me llama la atención, no quiero ni pensar si alguna vez llegan a mis ojos imágenes de coprofagia, o penetraciones con muñones, o sexo con personas superobesas, o cosas de esas que ahora mismo están haciendo que de pensarlo se me arrugue la cara en una mueca de ‘que ajco’.
Quizá en el fondo sea una retrógrada y una clasista, pero donde esten mis chicas sexis que se quiten los eyaculadores en masa y los ‘asfixiadores’ profesionales.
(el título de mi post es un libro de Bauman, que me ha parecido adecuado al tema)

Rachel Weisz en el Thyssen

Anuncios

One comment

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s