yo y mi circustancia

En este cuarto de siglo ke llevo a mis espaldas, he recibido tantos mensajes contradictorios ke ahora no sé muy bien ké pensar, ni ké opinar, ni ké hacer. Mensajes ke hacen ke no sepa nunca si lo ke hago está bien o está mal, si perjudico mas ke beneficio, si creo un problema mas ke si lo resuelvo. La ke mas se ha encargado de ello ha sido mi madre. Cuando me llevaba al colegio yo no paraba de hablar en los 15 minutos de ida y en los de vuelta, del cole, de los amigos, de las clases, de gimnasia, de las profes, etc. Un día me soltó algo así como ke era un poco pesada porke no paraba de hablar, todos los dias, todo el rato, de cualkier cosa. a mi eso me hizo pensar ke kizá a mi madre le importaba una mierda lo ke yo pensara, lo ke opinara o lo ke pasara en mi vida, asi ke opté por ir al otro extremo, dejé de contarle nada, de hablarle de las clases y comencé a ir sola al colegio.

Yo siempre he tenido la costumbre de dar dos besos a mis padres y hermanos cuando llegaba a casa, o llegaban ellos, no sé, como de bienvenida. Teniendo en cuenta ke mis dos hermanos se iban el lunes al insti y hasta el viernes no venian, tb influía ke me apeteciera darles un beso al verles. Y luego otra costumbre muy mia era darles a todos dos besos antes de ke me fuera a dormir. Incluso si estaba Alberto, el ex de mi hermana, tb se llevaba dos de regalo. Y pasó de ser un gesto cariñoso y de buena costumbre a un acto raro, ke daba para hablar entre ellos e incluso a veces se reian como si fuera lo mas extraño ke habian visto nunca. Así ke empecé a no dárselos cuando me iba a dormir, después a no dárselos a diario y ahora casi ni se los doy aunque pasen días sin vernos.  

Todos esos cambios tb fueron comentados en su momento: ke si me habia vuelto una arisca, ke si ya ni hablaba en casa, ke si no decía nada, ke si estaba en la edad del pavo… y yo venga a recibir información contradictoria: si les besas les molesta, si no lo haces tb; si hablas mucho te regañan, si no hablas creen ke no te importan nada; si no lloras vas de fria por la vida, si lloras por algo eres una sentida y no se te puede decir nada, si contestas de manera agradable ke pareces una cria, si les mandas a la playa ke eres una borde. Y así sucesivamente.

            Cuando actuas de manera un poco alejada para no implicarte demasiado siempre hay alguien ke te lo hecha en cara, ke demanda mas amor, mas palabras de cariño, mas gestos, mas agradecimientos; cuando te dejas llevar y decides abrirte las carnes te encuentras con ke ahora lo ke demandan es mas espacio, mas trankilidad, mas cordura, mas individualismo.  

            De todo esto aprendí ke es mejor no decir nada cuando lo ke vas a decir es probable ke no le guste al oyente, ke es mejor cerrar la boca para no liarla, ke es mejor pasar de todo y buscar la cordura por uno mismo; y resulta ke cuando los demás se dan cuenta de todo esto te llaman egoísta. No me importa reconocer ke es probable ke lleven razón, ke siempre he buscado la diversión, pasármelo bien, estar a gusto, llegar al orgasmo, ser feliz, no sé, actos ke segun los ojos de kien miren pueden ser totalmente egoístas, pero yo kiero todo eso junto con alguien mas, dos, tres, cuatro o las personas ke hagan falta. ¿De ké me sirve a mi pasarmelo bien si los demas se están aburriendo? Eso no sería lógico.

            Del tema de hablar aprendí a base de ostias, parecáa ke si hablaba era peor ke si callaba, pero como no podía callarme del todo, aprendí a hablar con los dedos: le hablaba a los cuadernos, a las agendas, a los libros, les contaba todo lo ke no podía contar con la voz, cosas ke suponía ke no interesarían a nadie, mis miedos, mis temores, mis aficiones, mis deseos, mis objetivos, nis ilusiones, todo, absolutamente todo lo ke se pasaba por mi mente y ke la boca keria expresar, mis dedos atajaban ese camino escribiéndolo. Y así me creía ke no le haría daño a nadie, ni les aburiría ni les amargaría, ke cada uno ya tenia con lo suyo y asi buscaba una via de escape para mi misma, kizá otro acto egoísta. Me pasé muchísmos años de mi vida sin contar nada a nadie, sin contar ke por las noches me moría pensando en cosas, ke me levantaba cada mañana sin ninguna gana de hacer nada, ke deseaba cosas ke no se pueden decir ni con los dedos, ke estaba cansada, aburrida, ke le echaba de menos, ke no sabía ke hacer con mi vida, ke no sabia ké estudiar, ke sentia como les iba perdiendo poco a poco, ke las cosas ke oia no se correspondian con lo ke yo veia. Y lo ke hablaba resultaba ser trivial, casual, hablaba de las vidas de los demas, o me hablaban de las vidas de los demas, pero de la mia no soltaba prenda, no podia decirle a nadie lo ke pensaba porke nadie lo iba a entender. Kizá eso tb fuera egoísta, porke al ir creciendo, al ir interesándose la gente un poco mas en mí, al kerer conocerme y ver cómo era realmente, me pedían ke hablara, ke contara, ke me soltase, ke me mostrase como soy sin miedo al rechazo. Y aunke a veces no estas alerta constantemente y siempre hay alguien ke te acaba jodiendo y poniendo todo eso en tu contra, sigues con tu decisión de creer ke en boca cerrada no entran moscas, ni bichos, ni lagartas, ni cucarachas, ni pelos, ni ácaros, ni nadie ke kiera fastidiarte con o sin intención aparente.

Lo ke en su dia fue una solución, callar cuando no hay nada ke decir o los oídos no tienen ganas de escuchar, se ha convertido en un problema. Como siempre: paso de un extremo a otro y nunca acierto; siempre tiene ke haber alguien ke te lo heche en cara, y ke prefiera lo contrario. Mi madre me recrimina ke no cuente nada, ke no le cuente mis problemas, ke pase de todo. La misma madre ke en su día me pidió ke me callara, a la ke aburria con mis tonterias. Con algún ke otro amigo y amiga tuve el mismo problema, siempre de comunicación, siempre pensando ke lo ke yo decía o no decía era un impedimento para esa relación.

Y yo me pregunto, entonces, ¿la gente prefiere escuchar cosas desagradables de uno mismo con tal de ke el otro sea sincero? ¿preferis de verdad ke se os diga a la cara lo ke la gente piensa de vosotros? ¿ke la verdadera opinion respecto a los problemas o gente sea dicha de manera sincera y abierta? ¿ke suelte las cosas sin pensarlas porke así seré más sincera? ¿ke en lugar de callarme para coger aire y entender la situación ke a mis ojos es incomprensible, le meta dos ostias porke es lo primero ke se me viene a la cabeza cuando veo lo ke veo, cuando oigo lo ke me dicen?

Un amigo mio tiene una frase cojonuda, y si él me lo permite, ke seguro ke sí, la voy a escribir para terminar con mi post: la sinceridad está sobrevalorada.

De hecho podría enumerar a todos y cada uno de los amigos y no tan amigos ke se han ido marchando del lado de esos ke se declaran sinceros, podria nombrar a todos los ke en su dia dije lo ke pensaba y se fueron a otra parte, y todos y cada uno de los ke me dijeron lo ke opinaban y ya no pertenecen a mi vida.

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s