cuando el cerebro no descansa

Había poca gente dentro del pub. ELLA hablaba con sus amigas y con sus novios. ÉL había venido y apenas se miraban, no tanto por odio o rencor, sino más bien por dudas, por respeto, porque hacía tiempo que no se veían.

En el grupo todo eran caras conocidas excepto un chico, muy alto, delgado, con una mirada intensa, con cara de buena persona. Ese chico hablaba con ELLA, y sin querer se quedaron en un lado. Las chicas bailaban, cantaban y hacían payasadas, se lo estaban pasando bien. ÉL también hablaba con los novios, pero tenía la mirada un poco vacía.

Alguien dijo que salía a fumar, creo que fue Shelma, pero Paty la acompañó y la preguntó si quería salir, ELLA dijo que no, y se quedó hablando con el chico alto.

Mientras hablaban ELLA sentía algo por ese chico alto, simplemente una pequeña atracción, pero estaba muy a gusto. Sin darse cuenta se iban acercando más para hablar, incluso se puso un poco nerviosa, ya no recordaba esos nervios. El chico alto le sonreía, le hablaba de algo interesante, y sin darse cuenta se acercó a su boca, y ELLA no se lo impidió. Sus labios se juntaron, fue un beso suave, esponjoso, tibio,  pero al instante ELLA se sintió mal por dentro, no sabía por qué. Miró de reojo y  no le vio. Se apartó un poco del chico alto, un par de amigas vinieron porque la notaron algo consternada, y dijo: ‘lo siento’ mirándole a él, ‘no puedo hacerlo delante de ÉL’ mirando a las amigas. Ellas dijeron ‘es normal, ha pasado poco tiempo’, ‘no tiene importancia’ dijo el chico alto.

Al rato entraron las chicas que estaban fumando, una de ellas se acercó y le comentó: ‘está ahí hablando con el chico alto’

ELLA le buscó con la mirada, le encontró sentado, le habla al chico alto pero casi no le miraba, la mira a ELLA y ELLA se da cuenta  que dos lágrimas le recorren la cara (a ÉL). Paty le dice a ELLA que le estaba pidiendo perdón, (supongo que por algo que pasó la noche anterior) y ELLA lee en sus labios ‘cuídala’. ELLA siente una pequeña emoción pero poco más,  se da cuenta de que no volverán a estar juntos y entonces…

Y entonces ahí se acaba el sueño que tuve el otro día, porque se me mezcló con otro.  Y es que últimamente tengo unos sueños bastante raros, muy reales, y los recuerdo bastante bien al despertar. Por ejemplo el otro día soñé que estaba en mi pueblo, junto a la carretera del Polideportivo, iba con mi padre, estábamos en la guerra civil. La carretera tenía una muralla que daba al otro lado, y mi padre y yo tirábamos botellas y piedras contra los ‘fascistas’, luego nos subíamos por una calle, encendíamos la radio (de las antiguas) y dejábamos que sonara una canción republicana y nos íbamos corriendo mientras reíamos.

O el de anoche, uno de ellos, que estaba yo con gente que no conocía cerca de un pantano, y había un niño pequeño que tiraba piedras al pantano, pero algunas piedras eran grandes y no se hundían, y deducíamos que estaban hechas de otro material. Al final del pantano había una catarata y debajo había gente bañándose.

O el que estoy en la habitación del ordenador con Homer, y me voy a la mía a cambiarme, y entra corriendo con la mirada de ‘te voy a hacer de todo’ y los dos ahí con un nivel de feromonas, oxitocina y adrenalina que no era normal.

Si sigo así lo único que haré será escribirlos para poder dejárselos: o a un loquero y que los analice, o a un buen escritor y que me haga un cuento. Por cierto, ¿quién sería ese chico alto? quizá le vi algún día con mi parte inconsciente porque no me sonaba de nada.

Veremos que me deparan las sábanas esta noche….

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s