azul

Esta noche mientras dormitaba me han venido unos ojos azules al recuerdo. Estaba pensando en mis cosas y de repente… zas, han venido a mi mente. Recuerdo esos ojos, de un azul tan intenso como el cielo en primavera, un azul que te electrocutaba nada más mirarte, un azul tan envolvente que daba respeto mirarlos.

No sólo han venido los ojos, recuerdo el gusanillo, las sábanas a estrenar, el sabor a alcohol, de fondo al grupo francés cuyo nombre no me viene a la mente.

¿Que habrán sido de ellos? Hace tantos años que no los he vuelto a ver. Y por qué habrán venido ahora a mi cabeza.

Nunca he vuelto a ver unos así, ese azul es único, no hay otro igual, te dejan paralizada como la mirada de Medusa, las palabras dan igual, son los ojos los que hablan.

¿Imaginas un azul tan frío como el acero? un azul como el reflejo del glaciar Perito Moreno.

Esos ojos siempre andaban en busca de otros ojos que les mirasen , eran golfos y pícaros, eran solitarios y apasionados, eran rebeldes y distantes. Con unos ojos así no puedes pensar en nada más, hay boca, hay manos, hay lengua, hay pelo, pero solo ves ojos, solo ves azul.

 

Qué importante es la mirada, para mí lo dice tanto, no hay dos iguales, tampoco hay dos cabezas iguales, pero esos durante unas horas me miraron a mí.

Ahora mis ojos miran a otros ojos, y supongo que aquellos seguirán en busca de a quién mirar.

Bonito recuerdo para empezar la semana.

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s