actividad

en mi casa hay una frase que se repite con bastante frecuencia ‘es que ahora no me acuerdo’. no me gusta, no me gusta, no me gusta.

ahora que tengo un hueco aprovecho para comentar que estoy hasta arriba de cosas. 012 por las mañanas, insti por las tardes, 3 libros pendientes de leer, trabajos con fecha y sin fecha, deberes varios. Y a todo esto le sumamos los talleres de sexualidad en Majadahonda. Así que  ando un poco con el agua al cuello.

las clases en general bien, pero en particular regular. tengo un profesor que es más pedante que Carmen Lomana, que si las huelgas es un derecho de las personas y no tienen que decir si se hacen o no, que si es experto en pautas y por eso lleva 10 años en el instituto y da la asignatura más importante, que si no puedes entrar 10 min más tarde, que si yo decido cuándo hacer el descanso que para eso soy profesor… un rancio de 35 años que además parece sacado de un pueblo de Cuenca (con todos mis respetos a mis paisanos). tengo otra profesora que parece que se ha fumado 3 porros antes de entrar y cuando da las clases se queda callada y dan ganas de darle una colleja y decirle ‘arranca hermosa!’. tengo otra profesora que en lugar de dar clase se limita a leernos los apuntes que nos manda por correo. y en general todos se dedicaron a explicarnos cómo iban a ser las asignaturas gastando más de 2 días para algo que se tardan 10 min.

y los compañeros pues tampoco son para echar cohetes. hay un infiltrado fachilla y de profesión subnormal. se dedica con ese bozarrón a decir barbaridades y comentarios absurdos. al principio me dio mal rollo, pero cuando soltó la frase: los gatos son lo peor del mundo, son ariscos, rancios y no se puede tratar con ellos, ahí solté un cruz y raya, y pensé: ‘espero que no tenga que hacer ningún trabajo con él’. además está con su novia en clase  y no para de hacerle comentarios al oído, de las cosas que decimos o lo que comentan los profes, y como tiene ese tono de voz pues se le oye perfectamente. me pone enferma. 

luego también hay otros compañeros que están ahí por estar, porque cuando hablan se ven que no tienen ni idea ni habilidades para ser integrador. y no digo que no tengan derecho a aprenderlo, ni que no se merezcan estar ahí, de hecho lo aprenderán con las clases, pero si estás por hacer algo como podías haber hecho carpintería, piensa que hay gente que sí quiere ser integrador y estás ocupando su sitio.

así que ayer entre el comentario del subnormal (la frase en concreto fue: hay gente que está harta de dar dinero a los pobres y que se lo gasten en vino, porque llevo 6 años viéndolo enfrente de mi casa, con un tono de voz agresivo y dictatorial,  claro yo no pude contenerme y le dije: pero tu no gestionas el dinero que le das) y coge el profesor y me calla para decir que en esas cosas mejor no entrar porque nos lo vamos a encontrar muchas veces, y patatín. me quedé muerta, porque además es un profe que me cae bien y es bastante de izquierdas, pero que no nos deje dialogar sobre puntos de vista distintos…. en fin, calladita estoy más guapa.

y pensando en la metodología de los profes y sus clases, me dio el ‘flus’ de dejarlo y mandarlo a la mierda, porque no me van a enseñar más de lo que sé, y porque ni siquiera me aseguro un puesto en ninguna empresa. 

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s