Resignación

 

las tres bodas de Manolita

 

Resignación. Una palabra. 11 letras. Y tanto que guardar.
Resignarte, como dice Manolita.

Cuando he leído ese párrafo de repente he visto una imagen, principios del s.XX, mis abuelos en mi pueblo, una postguerra, hambre, cárcel, dos bocas que alimentar, soledad, palizas, violaciones, vejaciones, humillaciones. Miedo. Enfermedad. Los valientes huían, o eran cobardes por buscar una vida mejor? los cobardes se suicidaban, o eran valientes por no querer vivir el terror? y los que no hacían una cosa ni la otra se conformaban, se resignaban. Y esos son los genes que yo he heredado.
Nada de buscar huidas, nada de buscar una vida mejor, nada de hacer un futuro mejor. Solo resignarme a que pase lo que tenga que pasar. Porque la época de la lucha terminó, porque hay guerras que están más que perdidas, porque nadar contracorriente 5 min es valiente, pero toda la vida.. una locura, agotador cuanto menos.

Hay un refrán en España que dice “ajo, agua y resina”, que son abreviaturas de a joderse, aguantarse y resignarse. Ya se sabe que el refranero que tenemos no anda falto de razón, 40 años nos resignamos a ser dirigidos por un muñeco bajito y calvo, 2 años y medio llevamos aguantando políticas nefastas, hambres, miserias, recortes. Es el sino de los que nos quedamos. pero, eso no es cierto, la gente protesta, sí, jubilados, los que llevan en la sangre el espíritu de lucha. los jóvenes? viendo el futbol, gracias.

Mis padres son del pueblo, sus padres lo eran, sus abuelos lo eran, y si tiras del árbol no hay ningún aventurero, no hay cazatesoros, no hay conquistadores, no hay gente que se plantó y dijo me voy a buscar una vida mejor. Nada de eso. Hay paciencia, hay calma, hay tranquilidad, hay diálogo, hay precaución, hay conciencia, hay prudencia, pero eso en cierta manera es conformismo. Es resignación. “Es lo que toca”, “hay que asumirlo”, “no se puede hacer nada”, “y que vas a hacer?”, “es lo que hay”, “habrá que conformarse”….

España se llenó de esperanza en 1931, de ilusiones, de ganas, de alegría, de posibilidades, de educación, de libertad, de elegir, de esperanza. Pero 8 años después se quedó vacía de todo eso, porque sólo quedó el miedo,  llenaron el país de gente paralizada por el miedo. Los que hablaban eran callados con el garrote, el fusil, el paredón, la cárcel, el exilio. Las carreteras están llenas de gente que no se quería conformar.
Y ahora, 75 años después, los hijos de los hijos de aquellos que tenían miedo, seguimos resignados.

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s