pon una pelirroja en tu vida =D

Antes de convertirme en seta yo era una chica normal. Tan normal que no había nada que destacar. Mi altura estaba en la media, mi pelo era castaño, mis ojos marrones, mi cara común, mi peso estándar, mis tetas tirando a pequeñas; lo que viene siendo una tía del montón.

Yo nunca quise cambiar nada de mí a base de operaciones o retoques, me acepté tal cual fui, unas veces con más peso, otras con menos; unas veces más mona, otras menos; no me puse lentillas de colores, no quise hinchar mis labios, ni mis pechos; mi culo siempre fue respingón y me gustó así tal como era; mi color de piel  balnquecino lechoso en invierno, y doradito en verano. Lo que siempre estaba sonrosado era mi cara, nunca tuve que usar colorete porque siempre lo llevaba puesto de forma natural, y si encima me reía el rojo era en plan bermellón, y si me daba vergüenza algo me ponía como un tomate.

Lo único que podía hacer para aderezarme y darme un toque de alegría era pintarme, cual dibujo sobre lienzo. Podía pintarme un poco el ojo para destacarlo más, podía pintar las uñas aunque esto casi nunca lo hice porque no me gustaba pintarlas, podía pintar mis labios que duraban con el carmín hasta que salía de fiesta y me tomaba la primera copa. Así que pensando en cómo podía dejar de ser tan común y darle un aire de color a mi aspecto, decidí pintarme el pelo, lo que se dice teñir, vamos.

Con 14 años me lo puse rojo, porque ese color para el pelo me encantaba; siempre quise haber nacido pelirroja, sin pecas ni de piel tan blanca como la mayoría, pero sí con ese pelo color cobre que me ha fascinado toda mi vida. Y ahora pensando en por qué la mayoría de los años que fui humana me puse el color rojo en mi pelo, he dado con algunas claves subconscientes que me llevaron a ese color y no a otro.29635765

Mi mejor amiga del cole era pelirroja, parecía la muñeca pocaspecas. Me gustaba mucho su color de pelo, y encima como era una rareza pues lo admiraba más todavía.

 

 

sexyc18arielYo crecí con los dibujos de Disney, los clásicos. Y la sirenita me gustaba mucho. Con esa melena tan estupenda que parecía estar seca bajo el maaaar, con ese flequillo que siempre galopaba al son de su cabeza.

 

 

En mi niñez, llevaba siempre una trenza a clase, porque mi madre no se complicaba ranmachan_by_jessicaciccademasiado la vida en peinarme, y con eso me apañaba todo el día. Por ello, mis compañeros me llamaron Ranma durante unos años. A mí no me molestaba, porque me encantaban esos dibujos, y su maravillosa sintonía. Sí, he sido tan friky de esos dibujos que me compré unos DVD’s y los tengo en mi casa, bueno los tenía, que a veces se me olvida que soy una seta. Os la dejo porque siempre me hace bailar.

https://www.youtube.com/watch?v=xMJbmdqucfo

 

picara-es-mas-sexy-en-dibujos-animados-que-en-la-realidadMi personaje favorito de X-men, los dibujos que echaban en Tele5, por supuesto que era Pícara, con su melena bicolor, sus poderes para volar, su fuerza extraordinaria, y eso de no poder tocar con sus manos a la gente le daba un aire especial.

 

 

Otros personajes, no tan influyentes, pero que me gustaron fueron Jessica Rabbit o Rosita de Chicho terremoto, que también lucían un pelo rojizo. chicho-terremoto-con-rosa-300x228 Jessicarabbit

 

 

No sólo me gustaba el pelo rojo, me gustaba el pelo azul o morado, pero esos los veía más complicados de conseguir, ya que había que decolorarse el pelo. Pero al final con 16 años lo hice, me decoloré y me lo puse morado, duró unos meses, volví al rojo, después al morado, luego negro azulado, naranja, rosa, en fin, la historia de mi pelo es más larga que la melena de Rapunzel. Por qué me gustaba el pelo morado o azul? por estos personajes:

 

Saori-saint-seiya-knights-of-the-zodiac-2101924-641-482 tumblr_mtrn2inpDC1qzdpr4o1_500

Atenea me parecía maravillosa, elegante, con una melena impresionante, qué color. Y era buena. Y Shampoo me parecía tan graciosa, estaba enamorada de Ranma y me encantaba la rivalidad con Akane. Le gustaban los gatos, de hecho se convertía en gato.

 

Leela

 

Y mi querida Leela, de Futurama, con su extraño ojo enorme, un año me disfracé de ella, a lo mejor subo algún día una foto.

 

 

El caso es que teñir mi pelo de rubio o moreno me parecía lo común al resto de los mortales, y darle otros colores era huir un poco de la normalidad. Es verdad que luego influye el volumen, el aspecto, el peinado. Pero ponerme el pelo de colores variados me hacía sentir un poco diferente. Con el tiempo lo he llegado a poner de distintos colores a la vez, rosa y negro, rojo y naranja, rosa y naranja, morado y negro, rojo y morado, negro y azul…

Así que de toda la fauna y flora en la que me podía transformar, lo hice en una Amanita, roja como la sangre, no podía ser otra, reconozco que mi vida está llena de rojo, literal y metafóricamente hablando. Además los Pitufos influyeron mucho en mí, y desde que los vi quise tener una casa-seta. Más o menos lo he logrado. Wiiiiiiiiii

PhotoToMac-josean-iP4-21

 

 

 

 

Anuncios

otra seta dijo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s